El título…

Publicado: 03/01/2011 en Preproducción
Etiquetas:, , , , , ,

Siempre he pensado que el título de una película, de un relato, de un post de un blog… cualquier título tiene que enganchar. Es como el titular de una noticia. Algo que capte el interés y haga seguir leyendo. En un país que produce cientos de cortometrajes cada año destacar es complicado. Y el título puede hacer que, al menos a priori, la gente se fije en nosotros. Porque un cortometraje puede ser bueno pero, si no se ve, es como el que tiene un tío en Cuenca.

Teniendo más o menos el argumento pensado, el título tenía que ser sencillo. Y así, a priori, se nos ocurrió uno: Por el artículo 33. Como veis, se parece un poco al nombre del blog. Tener un número en el título da juego a la hora de hacer el cartel y, la verdad, el 33 es un número bonito. Más que el 12, por ejemplo, o el 9. Además, está el tema de que, en esencia, el protagonista del corto quiere hacer algo y se hará sí o sí. O sea, se hará por el artículo 33.

Pero no tiene demasiada fuerza.

Hablando de esto con un amigo, que participa en el corto en el departamento de producción, me propuso otra alternativa: Los cojones 33. El significado de la frase es el contrario (viene a ser un no muy rotundo), pero para la trama de la película va bien, tiene la fuerza que al otro título le falta y contando además con el 33, tan jugoso para el cartel. Y se da la circunstancia de que, además, es una frase que suelo decir yo con bastante frecuencia (aunque no era consciente de ello).

A mí me encantó. Y a mi hermano también.

Pero no al productor. O sea, a él sí, pero siendo el representante del ayuntamiento, y en estos tiempos que corren en los que hay que  ser políticamente correctos, la alusión a los genitales masculinos no le parecía del todo apropiada. Aún así, sin tener un título alternativo, conseguimos arrancarle una posibilidad: se dejaría elegir a los mayores que participen en la película, dándole tres alternativas:

  • Los cojones 33 (el que más nos gusta)
  • ¡Órdago! (porque el mus tiene algo que ver en la trama)
  • Por el artículo 33 (el original)

¿Vosotros con cual os quedaríais?

Anuncios
comentarios
  1. karmenjt dice:

    Por supuesto con Los cojones 33.

    Mi socio utiliza mucho “por el artículo 33”, así que en cuanto vi lo de Los cojones 33 me pareció genial.

    A ver si lo conseguis. 🙂

    • kike Castello dice:

      Con ese título pasa algo curioso: gusta (y mucho) al sector masculino y desagrada (y mucho) al sector femenino. Al menos en lo que se refiere a la pequeña encuesta que he realizado entre mis amistades.

      Desde luego yo voy a hacer campaña por el título. A ver si mantengo mi poder de persuasión intacto…

  2. Feliz año nuevo.
    Pues está complicada la elección con las variables y condicionantes. El más sonoro por supuesto que es el de Los cojones 33.
    El más misterioso aunque un poco al estilo “de reportaje” es Por el artículo 33.

    Por mi parte os animo por el de ¡Órdago!. (¿Y “33 órdagos”, sería rizar demasiado quizás?)

    Saludos y suerte.

    • kike Castello dice:

      Ayer volvimos a debatir sobre el título, buscando alternativas.

      El tema del cortometraje, de lo que va realmente el asunto una vez que quitas los adornos y herramientas narrativas, el subtexto, es la eterna lucha conservadores vs progresistas. Sin entrar en profundidades políticas, claro. Yo entiendo que son las dos actitudes posibles ante la vida.

      En realidad el mus es una mera excusa para lanzarlos a los unos contra los otros, pero podría ser sustituido por petanca, bingo o el cinquillo, sin que el tema del cortometraje variara significativamente. ¡Ordago! es fundamentalmente una palabra del argot musero, aunque también se usa en la vida cotidiana con otros significados. Pero no representaría al corto si el juego en cuestión fuera la petanca (que fue otra de las opciones que barajamos, por ser también un juego típicamente de la tercera edad).

      A la hora de llamar la atención del público, de esos que tienen que clicar en un enlace para ver la película, o los que tienen que ir a un certamen, ¡Ordago! podría confundirles, al esperar una película “musera”. Incluso podría ser contraproducente, si no se tiene interés por ese juego.

      Por el contrario, Los Cojones 33 se puede aplicar independientemente del móvil que elijamos para presentar el conflicto, ya que es la actitud ante la vida del protagonista de la película: es conservador y, por lógica, se niega a todo lo nuevo, a lo que suponga un cambio. Y se niega categóricamente, quizá recordando a otras épocas. Además, no resulta indiferente, despierta la curiosidad de espectador, esté a favor o en contra. Es sonoro, como has dicho, e incita a hacer clic sobre el enlace, aunque sea por el interés morboso de ver qué se esconde detrás de un título tan chabacano.

      Ahora, eso sí, es nuestra responsabilidad (y grande) captar el interés desde el primer segundo de la película… para clavar en el asiento a los espectadores durante los 20 minutos que dura.

      Como respuesta es larga, pero es que estoy puliendo los argumentos para el día que tenga que defender el título que nos gusta…

      • Hola Kike

        Te creo, te creo. Si yo la verdad es que ni siquiera sé jugar al mus. A mí me has razonado perfectamente lo de mantener el título original (Los cojones 33) y es difícil jugar con un sobreentendido para no tener que escribir “cojones” que es lo que puede incomodar a los encargados de evaluar el proyecto.
        Si os sirve de algo mi ayuda, podeis llevar a cabo el proyecto con dos títulos. El que deseais para vuestro trabajo personal, y uno alternativo que pueda envolver el corto y que os pueda servir para presentarlo sin problemas. Y siempre mantened en la recámara la posibilidad de cambiar en el último segundo al título adecuado, que será el vuestro.

        ¡Y adelante! porque ya es bastante que os embarqueis en un proyecto con protagonistas que superan la “mediana edad” y están en la tercera. Eso es un factor más que razonable para ver y esperar vuestro corto.
        Saludos y ánimo.

      • kike Castello dice:

        De hecho, esa alternativa es la que más fuerza está ganando en mi cabeza… un título “oficial” y otro “oficioso”… aunque ahora hay otros problemas más acuciantes…

  3. Buenas noches de nuevo.
    Aprovecho para copiar esta propuesta, ya que he sido incapaz de colgar este comentario en Escaperos. Ver ese enlace:

    http://pablosinbulla.blogspot.com/2011/01/premio-literatura-entretenida.html

    Y FELIZ AÑO NUEVO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s