Posts etiquetados ‘fotogramas’


Hay una escena muy pequeñita, que en pantalla no durará más de 4 segundos, que querría destacar. Llaman a la puerta y Ramón mira por la mirilla. No es, por así decirlo, una escena trepidante. Pero me parece un buen ejemplo de lo que es hacer cine. La puerta era una vieja puerta que habían tirado al punto limpio, a la que se había puesto una mirilla y que estaba colocada en mitad de una habitación, apoyada en una silla para que no se viniera abajo. Y tres focos.

El set de rodaje

El set de rodaje

Y este es un fotograma del resultado final.

Fotograma de Ramón mirando por la mirilla

Fotograma de Ramón mirando por la mirilla


Arturo, coronel del ejército, en plena operación "Aguilucho"

Arturo, coronel del ejército, en plena operación "Aguilucho"

Los secuaces en el "nido del águila"

Los secuaces en el "nido del águila"

Arturo, el coronel

Arturo, el coronel


Teresa y Mariano, en una tregua

Teresa y Mariano, en una tregua

Bajada de temperaturas drásticas. Amenaza de nieve con la cota a 600 metros. Cielo negro como un angoleño untado en betún en una habitación a oscuras. Agua nieve. Son cosas que uno no quiere que ocurran cuando tiene que rodar en exteriores. Sobre todo si no tiene que haber nieve, ni agua, ni frío ni nada en la toma. Así que cuando el día amaneció soleado nos frotamos las manos. Claro que, cuando empezó a nevar… en fin.

Aún y con todo se decidió tirar para adelante, porque para cancelar siempre había tiempo. Aunque rodar supusiera montar la grúa y preparar la iluminación y cubrirlo todo con plásticos para proteger el equipo de la lluvia. Y esperar una tregua del dios del mal tiempo y la mala leche.

Pero de alguna manera, el dios del mal tiempo y de la mala leche decidió que, cuando el plan de rodaje indicaba que había que empezar, haría una pausa en la lluvia. No despejó, que tampoco era cuestión de hacer alardes, pero para la escena tampoco importaba.

Rodamos todo, aunque los actores pasaron algo de frío. Los que estábamos detrás de la cámara no tanto… no salir en plano permite llevar un cálido abrigo.